Visitar Viena



Viena es la capital de Austria, es una de las ciudades culturalmente más ricas del mundo, tanto por su arquitectura, como por los artistas que ha brindado al mundo. Es cuna de los grandes compositores musicales como Strauss , Schubert, entre otros. Esto se debe en parte a su larga antigüedad, de hecho Viena es una de las capitales más antiguas de Europa. En su historia pasó por muchas etapas, los períodos germánicos, romanos, hasta napoleónicos… Durante el período del imperio austrohúngaro se reformó la ciudad para convertirla en una magnifica urbe de arquitectura, ejemplo de esto es su magnífico Teatro, afamado mundialmente, visita obligada para cualquiera que pise Viena. El Teatro de Viena, que fue fundado en 1869 e inaugurado con la obra de Mozart, Don Giovanni, sigue siendo hasta el día de hoy uno de los emblemas de la ciudad. Los arquitectos encargados de construirlo fallecieron de causas lamentables, el primero se quitó la vida al ver que su obra no cumplió con las expectativas y el segundo de un ataque al corazón producto se dice de la presión de tamaña obra. La catedral de Viena es otra de las grandes obras que hay que visitar en la ciudad, está construida sobre las ruinas de la iglesia de San Esteban, con sus 137 metros de altura. La ciudad cuenta además con uno de los mejores niveles de vida para sus habitantes, es un ejemplo en materia de higiene, seguridad, educación y cultura. Sus calles de bellísima arquitectura medieval, barroca, renacentista, sin contar las centenas de estatuas y monumentos, hacen que un simple paseo se convierta en un deleite para los ojos. Su gastronomía es magnífica, sus afamados cafés vieneses además de sus dulces postres y variados platos fruto de la mezcla de culturas son reconocidos por todo el planeta. Además de la arquitectura de sus calles, los Museos son otra visita obligada: Akademie der bildenden Künste (bellas artes) Naturhistorisches Museum ( historia natural), Liechtenstein, entre otros.

 



ESCRIBE UN COMENTARIO